viernes, 29 de abril de 2016

Cuando la lucha es de dos.

Si por temor debo dejar la lucha
 prefiero temer, sentir el dolor
antes de doblegarme al mundo.
No quiero sentirme como árbol partido
por el rayo que desciende del cielo.
Cuando la lucha es de dos
no hay cien que los pare.