lunes, 4 de noviembre de 2013

No daré batalla perdida.

He conquistado es su corta medida
los lunares de tu pecho.
He embarcado en una fragata 
sin motivación de hacer la guerra
con tu sexo y mira por osar a quererte
que dulce locura, el sabor  de café 
aun en mis labios y retas morderlos.

Apenas quedan escusas para defenderme,
 ahora es cuestión de ser sumiso y no perderte.
Haz lo que quieras de mi y no daré batalla por perdida.



Sí deseas escuchar el audio haz click aquí.