miércoles, 1 de mayo de 2013

¿y ahora dime niña?

He destilado las sonrisas,
las miradas, las caricias,
dejándolas en barricas
de roble vivo, reservadas
privadamente para el 
exquisito paladar que
 recorre tu cuerpo...

¿y ahora dime niña
si su sabor destaca?
Que estas sonrisas han sido
cuidadas, para que no te falten,
y no halla, ni natura ni dios que
las calle... 


¿Y ahora dime niña,
si las miradas son ciegas?
Si no sientes mariposas 
revoloteando en tu vientre
ahora en primavera.
Si no se ciñen a tus ojos,
senderos y ríos donde el amor
se divierte y en tu ausencia 
te espera...

¿Y ahora dime niña,
si acaso su textura rasga?
Si las caricias que te aporto
son diseñadas y constantemente
educadas para estremecer tu cuerpo
y relajar tu alma...

¿ Y ahora dime niña,
si la destilación fue buena?
¡Besame!
Besame en la boca,
que entiendo de honestidad
y tu beso pondrá la nota.