sábado, 16 de julio de 2016

Pienso sin ti.

Cada vez que pienso sin ti
le faltan piezas al puzzle  
peldaños a la sonrisa
y gemidos al sexo.

Tú y yo mundo complicado
a veces inconexo etéreo
amor vagabundo
que se queda pidiendo
en cada esquina, un sustento,
un beso, que perdido encuentra
por fin su sitio.

Balada tímida que no blasfema
cayena que sazona las calles
donde se escribieron los versos.
Los verbos irán y vendrán 
con el tiempo, con los gestos.
Cada vez que pienso sin ti
las horas y las figuras nunca
cuadran.