sábado, 20 de junio de 2015

Otra locura de versos.

Se me ha roto el sueño
mientras digería 
otra ración de insomnio
otra noche más, una más.

No se necesita dinero
cuando sonámbulo
se deambula por cerros
faltos de conciencia.

Quizás la luna juegue a ser estrella
mientras las estrellas, cada una
pongan la mueca del beso que dejé.

Quizás se tornasole la sonrisa en el iris
 mientras el olfato
respire las palabras sin juicio
que no todos dejan en días vanos.

Quizás hoy no se congelen
las rosas, los lirios y delirios
en el vaivén de las cosas
que dejamos marchitar
por faltos de ganas
 a expensas
 que mañana será otro día.

Quizás si laboras una oportunidad
puede surgir algo más que un par
de versos locos que retan al silencio
a decir te quiero, y es que a veces
no todos los relojes
 cuentan al mismo tiempo
ni todo tiempo cuenta
para los que andamos sin reloj.

Perdido en el tiempo con la locura
puesta en unos versos 
que no a todo el mundo les llega.