sábado, 25 de abril de 2015

El abuelo despacio muere.



Bajo la higuera en mayo
el abuelo no recuerda
mira ajeno, no conoce
sobre su espalda capa y sayo.

En sus ojos los almendros 
pariendo el fruto
en sus manos
 una azada partida
en sus huesos
 la tierra laborada
en polvo
 su sombra quieta
en barro sus heridas.

No recuerda, no conoce
 sus años tallan 
el beso en mármol
mientras su expresión 
firma la sentencia 
de la perpetua pena
en una mente presa.

Se muere despacio
como se mueren las flores
sin agua
se muere despacio
como el pez en la red
a ciegas sin recuerdos
presto al aire
presto a sus años
se le rompió la acaricia
se le rompió el amor
el yayo llora en silencio
por algo que no recuerda
solo la pena lo hiere
mientras vuela el jilguero
y canta la perdiz.

Dibujarle la sonrisa
es donarle con amor
un día más de vida 
presto al aire
presto a sus años
presto a una melodía
que no conoce 
pero le suena.



Dedicado a las personas de la 3ªedad
a las cuales no saben, desconocen
el nombre que mata los recuerdos
Alzheimer.
Por otra causa justa más
por y para ellos.