miércoles, 4 de febrero de 2015

Escrito a besos.

Déjame que te escriba con besos
un poema sobre tu cuerpo
tengo rotas del frío las manos
y siento la ausencia de mis dedos.

Dicen que anda nevando
entre la sierra y el campo
hazme hueco en esta noche
donde no todos los gatos 
sean pardos.

No tengas misericordia 
cuando plasme el primer verso
a conciencia tuya y mía
y de lo fuerte que silbe el viento.

Hay un barco a la deriva
en una cala cercana
es el pasado atronador
que Neptuno partió con ganas
a ciencia cierta
que donde hay mar
cae poca nieve.
Ya el frío no es escusa
para que mis labios
 te besen
déjame que termine
de escribir tanto verso
incoherente y abrígame
de letras calientes, rodeame,
hazme figura, alfarera que moras
en mi cama echa a volar nuestras locuras.

¡Abre las ventanas!