miércoles, 27 de agosto de 2014

Un poema para Sergio Sánchez (Argentina)

Guitarra y dogo te acompañan
a lo largo del camino amigo.
Grandes piedras [inertes, sin alma]
se cruzaran por tu destino
utiliza la poesía
como el picar de un martillo
no te entretengas apartar los trocitos
que a base de sudor y dolor fueron partidos.

Y en una cualquiera noche justamente
en la parada íntima de tu propio yo
con el mundo, justamente cuando
el suspiro lance la primera lagrima
mira el cielo.

 Cada estrella es un poeta
cada destello un verso 
cada latido una voz
que dice te quiero.

Tócanos algo en esta noche
estrellada 
donde todos somos uno
Sergio Sánchez 
susurros del alma
con su dogo, sus versos y guitarra.