viernes, 24 de enero de 2014

Cuando el amor queda mudo.

Se me fue la voz de tanto gritar tu nombre
ahora que regresas a mi no queda remedio
que decirte con los ojos a expensas 
que comprendas porqué lloro en este silencio,
 en este efímero instante en el que no encuentro
mi voz por tus anchos pasillos y no queda otra
que armarse de amor y gritar en versos sin mudez
de palabra, Te amo...

Tantos jeroglíficos hay escondidos en las odas
como odas hay escondidas desde su origen,
con un solo fin que nunca acaba,
con un libro abierto sobre la cama
y tú sentada en la roca en una cala sin nombre
esperando como siempre escuchar
el rugir la voz de quien te ama, cuando solo
escuchas silencio y los ojos con que te miro.  


SI DESEAS ESCUCHAR EL AUDIO POEMA HAZ CLICK AQUÍ...