miércoles, 4 de septiembre de 2013

Gloriosa conquista...

cuando por fin
pude conquistar
las pirámides
de tu cuerpo.

todo eran jeroglíficos
señales en medio
 de la nada.

Hoy compartimos
algo más qué almohada,
algo más que el abeto
que tenemos en esta noche
ante nuestras miradas...

Somos dos rivales que se aman
rivales que defienden
quién será mejor en la cama,
mientras Osiris me juzga
y celoso ante mi vida te reclama.