jueves, 5 de septiembre de 2013

Buenas intenciones.

En una piedra singular
cargo mis energías
y el reflejo de la sonrisa
de la luna...  Masajeo 
los pies de la igualdad
con un añil de frescura
amolar la piel muerta
y cavar, y cavar, y cavar,
sacar a capazos los escombros
de la rutina y la arenilla de mi riñón.

¡La intención  murió de Sed!