miércoles, 12 de junio de 2013

¿Me regalas una sonrisa?

Cuando los sótanos de tu sonrisa
se aneguen de agua turbia,
abre las ventanas desde dentro
hacia afuera, deja que la luz
 desgrane los imperfectos motivos   
causa salvaje de la lluvia.

Ahora empieza a escampar
una tranquilidad, que da sueño,
una mirada en no sé donde
 que dedica su tiempo a moldear
una sonrisa y llevarla hacia ti
con el título como pregunta.