domingo, 26 de mayo de 2013

¡No más quimeras!

No me eches al agua
que soy de secano,
para ti los regadíos
en campos lejanos.

Que nunca fui campesino
de quimeras, ni me interesa
pensar en estrategias para
defenderlas.

Me quedo con mis huertos
¡no quiero oír hablar de muertos!
Que prefiero comer papas hasta
estirar las patas, que no saciarme
de manjares para más tarde meter
la pata y no hablo de patos si no 
de actos que a la larga...

¡Se pagan!

No hay errores en este
trapo de vida, que no sean
corregidos..