viernes, 26 de abril de 2013

Un beso doble sin hielo...

He levantado una torre en mis labios
para estar a la altura de tus ojos,
así cuando mires hacia el sur
con tu sonrisa, no tendrás excusas
para morder el azúcar de los besos
que han sido bañados, en una costa
que no es rica, pero pica y palpita
cuando cruje el fuego...

Incaito en el suelo te sonrío,
treparé a lo más alto de tus 
gritos de deseo, para revelarte
la ansiedad.

¡De un beso doble
por favor sin hielo!