viernes, 19 de octubre de 2012

AIRES DE ESPERANZA.

Empieza a florecer en los campos del olvido
y crece la esperanza bajo las sombra de un olivo.

Aceitunas moradas, el color de mis ojos 
cuando sentí que me andabas buscando
por los cerros del querer.

¿Será murmullo del otoño? 
o las raíces que buscan brotar
sobre la trillada tierra,
 que aún castigada emerge
 con un inmenso amor.
que aguarda leña 
para las frías noches de invierno,
que parecían quedar en el olvido...

Y junto al río, escarchadas rocas
que se cubren con el musgo,
y se deshielan al escuchar tu nombre.

De saber que te acercas, el oxido se croma,
con el polvo que guardé, regalo de una musa
que paseaba en un caballo blanco
sobre los sueños en tu niñez.

Metáforas en el cielo de la noche relucen,
para iluminar el camino que has escogido.

Sólo tienes que vencer tus miedos 
y no mirar de donde has partido.

¡no te pierdas!

 Busca el faro de mi corazón 
que he dejado encendido,
el color ya lo sabes la esperanza está conmigo.

La casta más bien un castigo
siempre amamos con el alma
y nos llenamos de enemigos, 
siempre son obstáculos
los altos escalones que pisan
nuestros zapatos, mejor así
que caminar descalzo sobre zarzas
hasta quedarse dormido de dolor.

Ya es hora de despertar la curiosidad
quizás en mi huerto hayan más flores
plantadas, que  el desierto que imaginas.