miércoles, 20 de junio de 2012

A DISTANCIA:

hoy he vivido una experiencia maravillosa:
cuando en una tierra lejana se deja por años,
una semilla y no la puedes escudriñar, viene
un ángel blanco y te regala el don más preciado,
el reflejo lucido y transparente de aquella semilla
en tierra árida la cual ha brotado y ves la flor
más hermosa que se haya podido observar...

A distancia percibo el dulce sabor de su néctar...
A distancia percibo la brillantez de su cáliz...
A distancia percibo la humedad de sus raíces,
raíces de granada, raíces de hermanos que
se extrañan...

Una en flor, el otro tierra seca y castigada...

se unirán tierra y flor, agua y sol, y yo,
escribiendo tras ese hermoso paisaje
que admiro y doy gracias a dios,por
tan bello regalo.