jueves, 20 de julio de 2017

La noche con amor
tizna el alma de besos
y sus labios al compás
de un te quiero 
rinde homenaje a terceros.
Noche latente que lleva
en contra el reloj traicionero
no marchites las horas
en las que yo más quiero.

Anoche la vi
sentadita en la luna
bordando la esperanza
en verde aceituna 
y entre mis manos 
su cuerpo acababa 
yo más alfarero que siempre
moldeando su figura altamente
conexa, rumbo al amor
que fragua nuestra cama.

Quiéreme lentamente 
noche que nunca callas
no quiero ni que te disgustes
ni te vallas, quédate conmigo
que aún soy joven y llevo mi casta
que el verano con tu presencia
y la brisa del mar, quema menos
y las horas nacen mansas.