domingo, 24 de julio de 2016

Detrás de cada espalda.

Detrás de cada espalda hay amores
sueños besos y también dagas
que se clavan, historias que no sabemos
como acaban, ojos que se acercan,
ojos que se marchan, bocas ralas,
bocas sucias revueltas de palabras.

Olas bravas, odas sosegadas,
ocas con las alas abiertas
y ostias que da la vida
con las manos cerradas.

Yo quisiera una escalera
altanera con madera de olivo
pa que nadie me la quite 
alcanzar con mis dedos 
ese techo de turquesa
pa vestir a mi mujer de marquesa
y poner la mesa sin tener que mojar
el pan en las dudas, sin temer 
a la exclusión, a la alusión de los días
que se marchitan. Y tener más ilusión,
un viento de sonrisa y menos prisa.

Detrás de cada espalda descansa la lucha.
Lucha háblame de treguas cercanas 
que busco el sueño aunque el cansancio
haga barquitos de papel y juegue con ellos.