miércoles, 8 de junio de 2016

¿Por que siempre los humildes, los pobres,
 nos dejamos el alma por cosas que los ricos
 jamás prestarían ni un minuto de atención? 
¡A caso sentimos diferente las emociones!
 o simplemente el dinero hace olvidar
 la parte más humana,
 maldito mundo incomprensible,
 si fuese Dios cuantas cosas
 mandaría al infierno, eternamente.