jueves, 30 de junio de 2016

Apocalíptico

Solo hay silencios en bocas precavidas
y nuevas ordenes mundiales en alza
la balanza pesa el oro, el moro ya no se baja
directamente llamas y te lo llevan a casa.

No atesores dineros la moneda y el papel
a punto de extinguir, no tendrá ningún valor
será como una mancha que salpicará de país 
en país. Anonymus anda por las naciones 
cuando baja el sol, nos oprimen, nos marcan,
nos manejan, los bancos espina dorsal 
de la política que nunca quiebra.

No hay gritos en bocas poderosas
solo veneno, picadura de serpiente
armas cargadas de átomos
alimentos tratados con químicos
estrellas que nos observan 
jeroglíficos escondidos
que no quieren que se lean
somos realmente un planeta
en cuarentena, una especie desterrada
de otros sistemas.

Solo hay silencios en bocas precavidas
se aproximan cosechas de sangre 
cuando los cielos se abran y no habrá
quién escape al último juicio
que por mal tiempo se aproxima.