miércoles, 18 de mayo de 2016

La des-rabia

Ser humilde tiene doble filo
pues no todo el mundo posee corazón
siempre se acerca la avaricia
a llevarse lo poco que tienes de honor.

Hoy das lo que tienes 
mañana dicen pasaré a devolver
y van pasando los meses 
nadie se acerca a preguntar
ya no si necesitas un euro
sino para saber como estas.

Es tan falsa la vida
como la gente que te topas
que si no llevas cuidado
mandas a filas tus tropas.

La vida esta para lucharla 
pero no con cuchillo en boca
a veces la gente es tan falsa 
que te hace mantener en guardia.
Yo no quiero guerras, ni días
de estar veinticuatro horas despierto.
Tan difícil es vivir en paz
en casa del pobre parece no haber tregua.
 Son dos cosas diferentes ser humilde
y ser pobre a cual de ellas le quitas importancia
en días de hambre, mientras la política sigue
montando su circo en una España que cada día
es de menos españoles y de más extranjeros
que envían su dinero por Money gram.