sábado, 19 de marzo de 2016

El beso breve

Si surgió el beso breve 
no fue para herirte 
ni para anticiparse
a unas falsas jugadas
fuera de lugar, del tuyo,
del mío, del nuestro.

No fue un beso inerte, inconexo
destructor pasajero de las cosas
fue tan solo una pausa 
estrategia para diferenciar
el amor, del sexo
el dolor, del saxo
a sabiendas que nuestras locuras
no son de amores santos.

Te espero en la cama
a pesar de la brevedad 
del beso, del verso
en días tan complicados
como el de hoy.
¡Que suene el saxo!