jueves, 5 de noviembre de 2015

Tiempo y gestos.

Aprenderás de la vida,
 de los falsos te quiero y de que grande eres,
 cuando solo el tiempo da la razón a los cuerdos
 y aparta con gestos a los faltos de juicio,
 el mundo sigue girando aceleradamente,
 unos vienen, otros van, los genuinos se quedan siempre, 
que son el ejemplo de la evolución de este ser.

No soy mejor que nadie por que siempre estoy aprendiendo, 
admiro a los que me enseñan y mido las palabras
 hallando siempre el respeto y escucho los versos
 como un ciego desde sus adentros. 
También desaprendo después de un tortazo de palabras
 con falsas coartadas que se pierden solas sedientas en el desierto.

Hay quien tiene todo un mundo en sus manos.
Hay quien lucha solo contra el mundo.
Hay un mundo que te extiende su mano
para seguir ensanchando caminos.

Caminos de verdades, sendas de mentiras, cumbres que lloran,
ríos de alegría, callejuelas que se cruzan donde la puta vida te exige, 
entre la vida, la muerte. La evolución del ser es decisión propia.

Hoy, como ayer, me toca seguir aprendiendo y desaprendiendo
las duras asignaturas, que junto al sexo y lo que late por dentro 
es un paso cojo más, mientras de fondo sigue sonando el saxo.