Colabora haz click en anuncios ¡Gracias!

Colabora haz click en anuncios ¡Gracias!

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Mi cala.





Hoy regrese a mi cala 
a ese trocito de arena
que abraza el mediterraneo
cuando sube la marea.

El aire de poniente acercaba los recuerdos.

Las decisiones tomaron seriedad
pero la mar nunca esta en calma
cuando zarpo con mi barquita
a otros rumbos, a otros lares
 entre lucha y lucha con las olas
me dejo llevar sin quedarme quieto
parece como si viviera y muriera
al mismo tiempo, olas que me comen,
olas que provocan, olas que me tientan,
olas que me empujan y me quiebran
arrastrandome a esta cala
donde no se escuchan las sirenas.

El aire de levante me alza como gaviota 
desde el aire oteo las sonrisas que me tocan
hay amigos que me esperan y otros que critican
entre lenguas muertas, el vuelo es firme sin paradas,
hasta llegar al afluente de la ilusión.

Recojo las redes y todos los artes
apago la chusta hasta ahogarme
en otro sueño que me lleve
al mismo faro, a la misma cala
donde acostumbro a veces reír
y otras veces llorar, entre recuerdos,
 decisiones y otras locuras cotidianas
tipicas de un poeta.





martes, 29 de septiembre de 2015

Mis musas.

Cada vez es más difícil 
querer entender a las musas
unas veces me atrapan y otras
me abandonan sin dejar rastro.

Las busco en las estrellas
en las estaciones del metro
 en el último bús de la noche
en el primer suspiro del alba.

Las busco entre la alegría
entre los pétalos de las flores
en las miradas prohibidas
y en el calculo de un beso justo.

Ya las escucho, ya llegan
bom,bom,bom,bom,bom,bom
desde el latido a lo recondito
de la mente, estan aqui.

Amandome locamente cada una
con su verbo, traspasando el cristal
entre lagrima y lagrima reflejando
los versos en un papel
hasta el próximo poema.

Dinero.

Tanto tienes, tanto jodes
el dinero no tiene amigos
solo pagos e intereses.
Si tienes pagas 
si sobra se despilfarra
y si no tienes o nunca alcanzas
viene el gobierno y te atraca.
El dinero nunca fue cosa de nobles.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Todo es llanto.

A veces los sueños pesan, pasan, y mueren.
A veces los sueños son pesadillas que arrancan
los llantos, a veces los llantos solo son llantos
una bala que silba y solo son llantos,
 diecinueve mil niños mueren al día de hambre
y solo son llantos, la especie humana atenta a la madre Gaia 
lentamente poco a poco, llanto a llanto hasta que esta se revele.

A veces los sueños son mágicos tras tanta inversión
de superación, esfuerzo y cariño, llegas a tocar el cielo
mientras los ángeles del mal preparan el pecado
para ser consumido, una estrella del rock se suicida
en las vegas, muere el cantante de Gastan rap Tupac
Shahur en un tiroteo y hasta la fama a lo loco es llanto
y todo es llanto y siempre llanto,
tenemos rondando de puntillas
una crisis política y económica
con sayo negro y mano larga
de extremo a extremo y podremos
deducir que la plaga que fulminará
a esta raza es nacida desde las palabras
que se comerán el mundo con ansias de poder.

Llanto a llanto, un llanto que desde sus orígenes
siempre se escuchó desde la misma cuna, un llanto ganado,
dos llantos perdidos y sigue el llanto yantando la piedra
desgastando la sangre con más sangre, con tierra,
 con mas tierras que alzan al cielo toneladas de hormigón y forja
 donde el poder se refleja, en lo más alto como un Dios.

Juegan a Dioses sus partidas en una habitación insonora
donde el llanto no se escucha  y todo a fuera es llanto.
Llanto, hambre, desdicha, sumisión y miedo
llanto y mas llanto mientras nos entretienen
en mundo de juegos, de leyes nuevas para pobres
de más consumo para ricos toda vida es llanto
desde que nace, todo agujero después de la muerte es el mismo.

En estos días que el Ordenador, android, tablet y otros medios
rulan como pastillas en el parking de una discoteca
 obligando a esta sociedad a consumir un estimulante más
para el celebro, hoy pondré un cartelito diciendo que no estoy
mientras todo mi alrededor sigue girando, se sigue escuchando
el llanto, en el bajar de las aguas del río, en las talas de los bosques
y en los campos que ahora son edificios, en las cortinas de humo
que separan pueblo a pueblo y también en las aldeas muertas
de las que ya nadie se acuerda y pienso en el lince Ibérico
en el aguila real o la garza de aquellas especies que libres
como el lobo en las noches de una Castilla ancha aullaba.

Y todo es llanto y nadie parece escuchar
desde el otro lado, todo el mundo disimula
excepto cuando sientes una mano que toca
el hombro con descaro y dice ¡hola hoy te toco a ti!
hazme un sitio cerquita de la soledad por que soy tu llanto.









domingo, 6 de septiembre de 2015

A mi abuelo Manuel.

Hoy vi a un abuelo pasear a su nieto
y por un momento recorrí la infancia
olí su perfume que me acercaba el viento
y todas las olas bravías
 se tornaron a la calma.

Tu me dabas la mano yo
 acariciaba tus dedos
y miro como un loco al cielo
 para avivar los recuerdos.

En tus manos las chumberas
de aquellos frutos que me dabas
las almendras en tus ojos
y en tu cuerpo ese abrigo verde
que a mi tanto me gustaba.

Gitano y payo al mismo tiempo
en la feria tu caseta de tiro
errante buscando caminos
y los campos en tu cuerpo 
polvorientos de tanto trigo molido.

Andalucía en tus venas
vamos mi niño me decías
cuando en esa vieja radio
 las coplas sonaban bravas
y hasta los geranios palmeaban
de ver tu sonrisa ante la mía.

Ya me hecho mayor y tú me vuelves pequeño
abres todas las puertas cuando me vienes 
al recuerdo
apenas soy nada, soy un suspiro al viento
que se escapa cuando llora buscando tus brazos
en el tiempo, refugio de la calor, sombra
pa lo que arde por dentro, buscando tu voz
ando tergiversando estos versos, que no sé ya
si escribo o ando encima tus rodillas abrazado
en los abriles grises que rompieron mi tejado.

Ese hombre que me crió de chiquito y ahora lo busco
como río al mar, pa que me espere con aquella bicicleta
y la mano abierta.  Que ya queda menos pa ese estrecho
que me hago mayor y te siento mas cerca en el pecho
tanganilla me bautizaste entre los mares y estrellas
cuevas pintadas de cal tan blancas como centellas.

Palma de río fue tu cuna
Cartagena tu pintora
errante de la vida, pólvora
de la pólvora, que en polvo
te siento en ese caballo negro
 en esa nana que rompió tus caderas
en ese espino que se clava muy pa dentro
hoy te canto versos que como coplas 
suenan en el viento, en el  tiempo
de la tierra que te vio parir.

Morir aun no moriste
ni en los olivos
ni en las tardes taurinas
que algún primo te obsequió
en el coso, ni en los cardos
donde posa el jilguero 
ni en los que en sangre te llevan
desde el primer día de Enero.

No abuelito aún no moriste
te siento aquí, en este momento
que me obsequió el recuerdo
eternamente tú, hasta nuestro encuentro.












sábado, 5 de septiembre de 2015

Ca-u-ti-va-me.

Me hiciste cautivador de palabras
sin apenas quererlo
sin apenas pensarlo.

 Pensador incauto
 atrevido, sosegado,
capaz de saltar el alto muro
para estar a escasos metros
tan cerca de tus labios
tan cerca de tus celos
que en el aire se agitan
los besos, tensos, perversos.

Quien te ha visto, quien te ve
que querías escribir un cuento
y escribiste una novela
donde el crimen no esta permitido
así que no impliques a nadie
en lo que tú y yo llamamos locuras.

Ese beso de la escarcha
que nace y muere en el tiempo
y no enrojece la mejilla
fabricando el gesto pulido
entre tu mirada y la mía.

Me hiciste cautivador de palabras
no cazador del beso furtivo
sentirme príncipe
 al borde del precipicio
conjugando el tiempo
a que no todo se de por perdido
así que ya me debes
otro beso cautivo.

Ca-u-ti-va-me
-con-
-tu-beso-