sábado, 8 de agosto de 2015

A veces me siento libre.

Libertad que te penas sola,
a solas, 
firmando sentencia, sin olvidar 
a nadie, ni uno solo se escapa
de tu capa, de tu puñal que mata
con certeza las palabras 
que construye este corazón indómito,
 a base de su bom, bom, bom, bom
cada latido es un verbo sentido,vivido
obstruido y a veces moribundo,
 fundo y fecundo la gesta de todo y nada
suena a cruda realidad con doble hielo
con rima o sin  rima, siempre con estima
para aquellos que miman esta mente fría,
 siempre en lenguas asonantes que gimen
que esgrimen que babean 
sin contrato indefinido, libre siempre libre
dibujando, perfilando las pestañas de Osiris
inmortal en el tiempo, en el viento,
suplicando la resurrección de otro nuevo día
desde esta celda donde me arrodillo justamente 
delante de la ventana, de la pantalla que separan
los mundos, el tuyo, el mío, el de los que nos observan.
Ahora dime si es locura sentirse preso 
siendo tan libre en los versos
tan libres, tan encadenados al nombre,
a los apellidos, que no es tan fácil 
sobrevolar por momentos los sueños
y fumigar las plagas que se alimenta
desde las raíces retrasando el crecimiento
ideando una estrategia para alejar al enemigo
Aunque muera tarde todas las noches
y resucite antes del alba.
Aunque escape desde la celda
donde se doblan las palabras.
Aunque el sol se esconda tímidamente
entre loma y loma con un te quiero 
nunca olvidare el peso de cada gesto,
marcando la diferencia entre todo y nada
entre mucho o poco afinando el tiento,
las ganas, mirándoles el careto aquellos
que se creen en la fama y luego pegan en la cama.
Es épico ya lo decía Canserbero mientras moría
con las alas abiertas escribiendo sus rimas
trazando, cavando su propia tumba en cada verso
preso de su celda en la prisión de su mente
donde su hermano muerto le hablaba
ahora me siento libre a pesar de las palabras
mas tarde, espero que más tarde se retrase
la muerte que se acerca y se aleja de puntillas
mas tarde, espero que más tarde no se dilaten 
los miedos, las pupilas, para hacer en mil pedazos
el corazón y los pensamientos que se mueven
a un ritmo inesperado esperando a conciencia
a ese ángel de negro que llega con las alas abiertas,
las balas entre los dientes y una nana que te atrapa
en el ultimo sueño, quiero estar despierto tan libre,
tan efímero, un alma más con fecha de caducidad.
Libre, libre, libre con la mente limpia escuchando
cada latido jugando a versar el mundo desde mi celda
siempre preparado para homenajear a los que se merecen
aunque siendo tan libre a veces también pesan las palabras.

Al cantante venezolano Canserbero
cada pensamiento es un mundo
cada critica un aprendizaje
no todos tus temas me gustaron
pero todo fue épico.