martes, 23 de junio de 2015

Tengo un tango en la tinta 
tanto tinto tengo
que tango la tinta, sin tanto.
 Porque tonto no es
el que tanto tango baila
ni el que tanga a tongo tanto, 
es cuestión de tantear al tonto
y no hacer tan listo al sabio.