lunes, 29 de junio de 2015

Quizás surja.

Quizás surja una pregunta
sin una respuesta coherente.
Quizás surja que la noche
se quede adormecida 
esperando el desvelo de los besos
 al llegar a casa.
Quizás surja la tentación
de arrinconarte en el ascensor
disfrutar de la pasión adolescente
hasta sacarle los colores a la luna
y es que de todo puede pasar
cuando se ama con la mente
que todo gesto fructicio sea
un orgasmo para el alma.