miércoles, 3 de junio de 2015

Entre el silencio y bocas ralas.

He desnudado el silencio
sin atentar a las palabras
para que no marchiten
mis flores en estos días
de complicados versos
de complicados gestos
de complicados verbos.

Ser susurro en el aire
en bocas pacifistas 
y no presumir del suicidio
colectivo de las horas ociosas
en los cuentos sin tapas
de reyes falsos y princesas
 que se suben por las ramas
al ver frustradas las estrategias
de un cántico beso
 que suene a mentira.

Si soy franco, me llaman caudillo
y falso no quiero ser 
no me preguntes que pienso
si no toleras la opinión
prefiero vestir de silencio
alejarme tenue en la oscuridad
que darte un palito en la espalda
y ver tu ego volar.

Todo parece girar en este circo de la vida
con la misma voluntad 
dar no es lo mismo que recibir
todo se quiere multiplicar
cuando no todo el mundo 
comprenden las matemáticas
con la misma ideología 
no es lo mismo sumar que restar
no es lo mismo amar que fingir que amas
y morir en el tiempo a destiempo
por calificaciones insonoras.

Mejor el silencio para el merito de uno
que no el merito de uno para joder el silencio.

schhhhhhhhhhhhh

Desde mi ventana aún contemplo
las dunas, las lunas desde el sentido
más nítido de las palabras y prefiero
seguir amando como amo
a no perderme en la penumbra.