miércoles, 20 de mayo de 2015

A carmen.

Casi un siglo en tus manos arrugadas
casi un siglo de amor en sigilo
casi un siglo en tus lagrimas
casi un siglo 
que fácil es decirlo.
Tus pies danzan la lucha
aclamada por trovadores
en una canción te nombran 
¡Carmen!
por ser madre, por ser amiga,
por ser tu conciencia
la voz de tu sabiduría
por ser como eres 
en el cielo hay ángeles 
que te imitan.

El aire rizando tu rizo
tus rizos entre los dedos míos
en estos versos sin cordura
que atraviesan llanuras y la luna
sin silencio, sin atrio oscuro en el alma
libre con alas, soñando sin temor,
sin rencor, sin envidia
con los ojos abiertos
con el valor que enfrentas
el día a día .
El de hoy cuando reposes
de alegría rozando con tu sonrisa
el sol y navegue una pestaña tuya
en el mar de una lagrima derramada
por los recuerdos
recuerda solo una cosa
  hace casi un siglo que donas amor
y la esencia de los que marcharon
rodean tu cuerpo de energía
aprovecha este momento 
para seguir cumpliendo
tu cometido.

Seguir amando
como tu sabes amar.

Felicidades Carmen

Este poema lo escribí
por su 92 cumpleaños
a Carmen la mama
de la poeta chilena
Mauricia Leonor Rocha