sábado, 7 de marzo de 2015

Un cariño para ti.

Dime, dame, doma y dile
juega a besar con palabras
como besan los niños.
Puro, ralo, extenso y limpio
es el corazón del ser
del ser que ama en versos
del ser que ama en verbos
del ser que ama en tiempos.
Toma, dona, expresa y late
mueve y conmueve una y otra vez
al lector que explora al poeta
al que ríe, al que ama,
al que siente, al que reta
al que suma y al que resta.
Por amor a las palabras
que no pierden el sentido
tan solo por un beso
reconozco no poder dejar
de escribir, aún que prometa
mañana dejar de hacerlo.