jueves, 29 de enero de 2015

Ya pudiera...

Ya pudiera besar el cielo
abrazar el mar en calma
enterrar la impotencia diaria
escampar la sonrisa
 y no alejarme
a tan larga distancia.  

Ya pudiera romper la sentencia
que condenan mis ojos
a más de un trillón de lagrimas
tejer una red de colores vivos
atrapar la conciencia que se escapa.

Ya pudiera rescatar 
el humo que dejan los muertos
trabajar la arcilla hacerla carne
ser alfarero de Dios 
y devolver la vida a mil y uno.

Ya pudiera...

Cuando tan solo soy árbol
que rayo parte en la noche.