domingo, 18 de enero de 2015

Sentir.

Si las olas te saludan
y mojan tus píes 
mira al horizonte
a ver que ves.

Si el almendro te silva
y te da de comer
siéntate sobre su sombra
y déjate leer.

Si el aire besa tu boca
y tal beso rubor provoca
sonríe y déjate querer.