sábado, 24 de enero de 2015

¡Que salga el sol!

Miro al cielo 
 me acongoja la desdicha
por días la luz se apaga
se desvanece la sonrisa.

Es sentirse árbol caduco
ver como caen las hojas
que al viento desnudez, 
polvo y frío provocan.

Muerto de frío
escarchan el latido
los vástagos rayos
ubican la primavera
cerca la orillita del mar
que empuja con su brisa
para volver a empezar.

A no sentirse árbol caduco
ponerse en la piel de la hormiga
sentirse recolector 
¡Qué salga el sol por donde quiera!