lunes, 15 de diciembre de 2014

Sensible el ser que habito.

Soy tan sensible que a veces
siento los muertos rondar cerca mía
tan cerca del silencio y del vacío
de las rosas negras
de los rostros vencidos
del orgullo a la quietud insegura
del suicidio paralelo de las horas
en las que deambulo pelando cebollas
y aprendo a camuflarme
como un pez entre las olas.