sábado, 29 de noviembre de 2014

Pago justo.

Ando por veredas
 muertas de hambre
el silencio se hace notar 
solo silban los sauces.

Los cauces a contracorriente
agotan la vida 
mientras los enemigos te cargan
de piedras los bolsillos 
 y con sus tijeras
recortan una silueta de papel
para llenarla de adjetivos.

Me sumerjo en el mundo indómito
entre la oscuridad de las tinieblas
y la luz del amor.
 Yo sé de quien me ama
Yo sé de quien se llena la boca
 quien la vacía de pecados
y luego te abraza...

Yo no quiero abrazos 
de falsas cuartadas 
ni besos que retumben de sonido
 y luego queden mudos
de expresión y faltos de deidad.

No quiero un mundo perfecto
tampoco un mundo roto
donde se rompan las palabras
y los versos apenas digan nada.

No quiero otra cosa que ser justo
y vivir una vida sin tantas tasas
ahora vales, después no
ahora corres y más tarde desvaneces
ahora vuelas ¿y después?


 A seguir remando en un cauce
a contracorriente mientras saboreo
la falsedad del mundo imperfecto, inconexo.

No quiero ser más o menos que nadie
solo el pago justo de moneda con una sola cara.

La del poeta que sigue soñando
ilusamente por algo justo, el verso.
SI DESEAS ESCUCHAR EL AUDIO POEMA HAZ CLICK AQUÍ.