miércoles, 29 de octubre de 2014

Balanzas.

Nacemos, crecemos 
y los que luchan evolucionan.
Con valores o sin ellos
la dicha o la desdicha
la sonrisa o la tristeza
la solidaridad o la codicia
el Oro o el estiércol
el bien o el mal 
la libertad o el presidio.

Hay quién se llena la boca
con la palabra [IGUALDAD]
cuando en su practica da cero
es más creíble la alquimia 
que la demagogia actual
no hay comienzos sin principios
ni principios sin finales
nada dura toda una vida
sin una lucha decidida
que deje una rubrica
como pausa en el tiempo.

Solidaridad la tiene el rico o el pobre
pero la vida a veces transforma
al ser humano en roca 
o en un hilo que roa otra parte 
del ser débil la  [ENVIDIA]
no deberían de pulir los escalones
de mármol en la economía
cuando el que tiene dona
y el que no tiene se deja sudor y alma
perdiendo una batalla y no la guerra.

¡Qué pena, que descompensación!
¡que locura de balanza!
Donde hay corrupción política
hay corrupción ciudadana 
y esta masa que se extiende
por el mundo como plagas
exagero si hablo de pandemia 
o de un padre borracho
maltratando a su familia
con una vara, solo lo he palpado
en el aire en el aula del miedo
los errores se cometen cuando vives
en el infierno y aun sigue quedando casta
que evoluciona ya sin miedo
siempre habrán dos leyes el bien o el mal
el que defiende o el que ofende.

¿Hablemos de estrategias?
seguiré luchando por sobrevivir 
en una clase media donde las decisiones
no castiguen los sueños y al despertar
pueda respirar la libertad de mi suspiro
y no caer al precipicio de la exclusión social.