martes, 28 de octubre de 2014

A la media noche.

A la media noche
entre sotas y bastos
aprovecho el silencio
y me descarto.

A lo lejos mi guitarra
susurrando los acordes
que mi voz ha de pulir.

No hay lejanías ni distancias
cuando el amor queda tatuado en el alma,
mis dedos juegan con las cuerdas
de esta guitarra como niños en el parque
y esta noria que da gloria, no se para.

Tú y yo, uno en cada polo
de este mundo imaginario
que andamos creando.

Trazo con un compás 
la extensión de mis letras
cerezas y más cerezas
el recuerdo imaginario
que pinta tus besos
un estribillo que suena
que no hay lejanía, ni distancia
si el amor queda tatuado en el alma.

SI DESEAS ESCUCHAR EL AUDIO POEMA HAZ CLICK AQUÍ.