lunes, 1 de septiembre de 2014

CARTHAGO

(Dueto:  Manuel Méndez Hernández  y  Ariel Van de Linde)

¿Qué luna ha Sido tu espejo,
Qué sol ha Sido tu reflejo

y Cual FUE el mar Que ASIO tu Tiempo?


La inmortalidad de tu Cartaginense canto,
templo ese, Que ha viajado a un sueño
de Aníbal perdiéndose su sueño en la vigilia
Sobre Una Roma indómita y pérfida en Tesoros del SUS.

No Es Roma la Conquistadora;
es la conquista y Carthago Nova (Spartaria),
mirandote nacer y descansando en tus senos
bajo la estrella Que Tiene el color de de de la tibia arena,
y mirándome morir en ti,
Bajo el blanco circulo de la medianoche. 

Aquí en El Mismo centro del anfiteatro,
Donde FUE derramada tanta sangre 
En el nombre de Baal-Hammon; 
escucho en el aire de la ONU Ligero paso 
los caballeros de Isis (psicofonías), alaridos, 
Que se fondean Entre SUS faros, barros Entre SUS 
y yo Como alfarero con la primera cana en el pelo
Una espada de madera y el Corazon Que engendro. 

¡Qué locura! Querer conquistar Carthago Nova. 
ONU Con Solo beso, soy Esclavo de sus calles, 
de Sus calas Y Sus dos mares, 
de su pueblo Subterráneo: Mar menor y mediterráneo. 

Y de las Sirenas Que salen Una secar su pelo. 
¡Nadie Conquista a la Nova, ella es la Conquistadora!



(De Manuel Méndez Hernández y Ariel Van de Linde.) 
Todos los derechos reservados.
Lo DISFRUTE Mucho amigo Manuel, y ya Que este es mi tercer dueto en mi corta vida de poeta. No soy de Hacer Dueto, Pero ESTO lo DISFRUTE Mucho.