domingo, 29 de junio de 2014

Pasillos mojdos (R)

Pasillos mojados, llantos de presos derrumbados,
presos con sentimientos recordando su pasado.

En la boca su familia,
esa familia que por momentos desahuciaron
el alma cerró sus puertas y puso barreras
de hormigón y metraquilato.

Pasillos mojados en los cuales mis pies andan pisando
Soñare despierto para aliviar mi alma
Caminaré en mis pensamientos
disfrutaré con las esencias que mi mente ha creado,
gozando de la libertad de lo que he pensado
de momento sigo andando
sobre estos pasillos mojados
forjando con desgarro este preso que aún no
se siente liberado.

Prometo que en cada verso seré libre de pensamiento
escribiré con está rabia como rayo que traspasa el verso
pasillos mojados de sufrimiento
sigo sacando como espinas de la piel mi llanto
haciendo camino al andar
en un laberinto que arde
exento de extintores, extenso de miradas
derrochadoras de miedo, odio, ego y olvido.
Otro día enterrado, encerrado, un día menos
canta el lebrijano rodeado de pena y cardos

quién es capaz de surfear
sobre estos pasillos mojados
si las fuertes olas te golpean
hacia una puerta sin salida
con fecha de apertura en forma de vuelo.

Hay prisiones en el cuerpo habitable
del ser humano de las que nunca
se libera la palabra, castigando a este
mismo a sentirse como un preso
haciendo caminos que no llevan
a ninguna parte sin una causa justa.

Título: Pasillos mojados.
Autor: Manuel Mendez Hernandez