Colabora haz click en anuncios ¡Gracias!

Colabora haz click en anuncios ¡Gracias!

domingo, 29 de junio de 2014

Pasillos mojdos (R)

Pasillos mojados, llantos de presos derrumbados,
presos con sentimientos recordando su pasado.

En la boca su familia,
esa familia que por momentos desahuciaron
el alma cerró sus puertas y puso barreras
de hormigón y metraquilato.

Pasillos mojados en los cuales mis pies andan pisando
Soñare despierto para aliviar mi alma
Caminaré en mis pensamientos
disfrutaré con las esencias que mi mente ha creado,
gozando de la libertad de lo que he pensado
de momento sigo andando
sobre estos pasillos mojados
forjando con desgarro este preso que aún no
se siente liberado.

Prometo que en cada verso seré libre de pensamiento
escribiré con está rabia como rayo que traspasa el verso
pasillos mojados de sufrimiento
sigo sacando como espinas de la piel mi llanto
haciendo camino al andar
en un laberinto que arde
exento de extintores, extenso de miradas
derrochadoras de miedo, odio, ego y olvido.
Otro día enterrado, encerrado, un día menos
canta el lebrijano rodeado de pena y cardos

quién es capaz de surfear
sobre estos pasillos mojados
si las fuertes olas te golpean
hacia una puerta sin salida
con fecha de apertura en forma de vuelo.

Hay prisiones en el cuerpo habitable
del ser humano de las que nunca
se libera la palabra, castigando a este
mismo a sentirse como un preso
haciendo caminos que no llevan
a ninguna parte sin una causa justa.

Título: Pasillos mojados.
Autor: Manuel Mendez Hernandez

lunes, 23 de junio de 2014

Aromas de versos VIII. Miguel. Hernández.


Si eres poeta únete
a nuestra mesa poética
virtual ¡os esperamos!







Todos los miércoles
a las 22:00 h. de España
17:00 h. de Argentina

miércoles, 18 de junio de 2014

Solo ellos saben por que callan...

Solo ellos saben por que callan,
en silencio, sin cesar, como el molino
pero cuanto trigo se muele antes del alba.

Solo ellos saben por que callan,
en silencio se alejan las palabras
que mortales olvidan en el tiempo.

Solo ellos saben por que callan
pero no saben del beso franco,
 del amor eterno de treinta minutos.
No saben como bordar una burbuja 
en el agua, ni como pegar una jarra
de vino en el techo boca bajo 
¡yo tampoco!
pero si supiera, no lo iría diciendo.

Solo ellos saben por que callan
por que la cebra es el arma del peatón
y el verso el arma del poeta.
Hay armas tan inofensivas, eficientes
y tan sencillas de usar y desusar
que todas caben en un mismo libro.

Solo ellos saben por que callan... Cuando leen. 

domingo, 15 de junio de 2014

La voz de la conciencia.


Suena una voz que nunca escuche 

la voz de la conciencia pidiendo calma
otro tiempo muerto sin estrategias 
que no debe escurrirse entre los dedos.



Un candil para la noche
un aroma para el cuerpo
una llama para la vela
una sonrisa a destiempo.

Las musas andan hechizadas
la luna tiene la culpa 
un aquelarre en su mirada
cantado por siete gitanas
canasteras a la orilla del río.

Un beso quiero en tus labios
un beso que no sea robado
la gentileza es conciencia limpia
tan limpia como la casta
tan pura como el tiempo
que no hay mal que por bien no venga.

El germinar, da una planta y después
su cosecha bendito sea el viento 
que a favor me lleva, tanto tiempo
inmóvil que ahora me pesa.

no hay triunfos sin un alto esfuerzo
no hay flamenco sin guitarras
no hay tinieblas en la luz
ni amores sin temores 
ni rubores sin vergüenza.

Es la voz de la conciencia
retumbando en los latidos.

lunes, 9 de junio de 2014

Se me va entre los dedos.

El último impulso de fuerza
que poseo, como último cartucho
se me va entre los dedos.

Se me va entre los dedos
la inocencia, el querer
de las cosas, las rosas
plantadas en el verso
y las tapas cotidianas
 del amor, todo eso
se me va entre los dedos.

Se me va entre los dedos
el café de tu taza
las horas que deshago 
para no valorar
lo mucho que vale el tiempo
un adagio al compás del viento
todo eso y mucho más
se me va entre los dedos.

Cuanto deseo lo pierdo
cuando lo pierdo lo busco
mañana levantare 
con la mano cerrada
para no pensar 
en lo mismo
No valla ser que de nuevo
parezca que mi vida