viernes, 9 de mayo de 2014

A penas te das cuenta.

Mírame, ando aquí como la tarde
casi al lado tuyo, acompañado
de fragancias impregnadas en mi cuerpo
y a penas descubres nada.

Observa los pájaros que se reflejan en mis ojos,
mira más allá del fondo azul que perfila las siete
y no secuestres los besos 
ni los sometas bajo tus ordenes
deja que sean libres y  bailen un blues 
sobre tu cuello mientras las golondrinas
construyen sus nidos de cara al verano.

Deja que sean libres 
y todos irán a parar a tus mejillas,
a tus labios... A ciencia cierta
que la libertad del amor 
sea amor libre y no la celda de nadie...

Date cuenta que me tienes 
justamente al lado tuyo 
no me ordenes ni me sometas
a tus castigos solo mírame
que estoy aquí como la tarde
y a penas quieres nada conmigo. 


¡A parte de valorar lo que tienes alrededor,
 primero valora lo que tienes a tu lado!