sábado, 1 de febrero de 2014

Palomas al vuelo.

Abrí la jaula de mi pecho
en lo más alto de tu ausencia
y eché mis besos a volar
que como palomas alzan el vuelo.

Mis ojos no alcanzan tu horizónte,
 mis besos con las alas abiertas 
 se posan en las ramas
de tu cuerpo 
para anidar sin despecho
tu silencio.

Y aovar hasta primavera
los pichones que se alimentan
de los suspiros de tu boca
hasta que alcen el vuelo
y traer de regreso tu mensaje
con un lazo en cada pata
con un verso en cada carta.
con tu amor que mientras espero
llevo clavado en el alma.