lunes, 2 de diciembre de 2013

Te sueño.

He sobrevolado los limites de tu cuerpo
con la nariz a ras de tu piel afrutada.
Las palmeras donaban sus cocos,
el ananas comosus sus piñas,
las mangiferas sus mangos.  
Cocktel que bates para mis labios
en la misma estrella del norte,
 allá donde nadie nos ve.
Un perfecto incompleto, inconexo
donde toda herramienta para el amor
sobra de la mesa. Invertido y con las alas
abiertas llenas de una libertad esteríl
donde no queda mudo el relój y unos canones
conyugales que fuerzan tu regreso.
Las particulas quedan suspendidas en el aire,
tu cuerpo reflejo de un espejo  que aplaude 
tu silueta mientras mi lengua roza el techo
bienaventurado de tu boca con la que muerdes
el tejido que me cubre en este cielo de marinero raso
que solo atiende a seguir amandote.   

SI DESEAS ESCUCHAR EL AUDIO HAZ CLICK AQUÍ.