lunes, 4 de noviembre de 2013

Tormenta..

Estoy como el cielo
que cubre mi día,
tan oscuro, tan denso.

La realidad es más cruda
Que los despieces que serví
a mi perro imaginario.

Comienza a llover sentimientos
como puños y mi cara refleja
aquel arlequín que ayuda a sonreír
a cualquier árbol que se cobije
entre mis ramas...

Reflejando sin duda, mis dudas.