domingo, 13 de octubre de 2013

Todo será matemático...

Una vez más quedé mudo,
la mímica de mi rostro
usó viejas estrategias 
para que no entendieras 
la totalidad de lo que siento.

Restando el dolor digerido,
multiplicándolo por sonrisas
aromadas por inciensos 
que dividen por lo que es
uno mismo.
 Dejándolo anulado 
Cuando te sumas con tus besos
siempre alteras el resultado.

La X estará por resolverse
en el rincón de tu cama,
o quién sabe si en la mía...