lunes, 2 de septiembre de 2013

¡Te espero!

Columpiate en la alegría,
riega la tarde de tus flores
deja que aniden por momentos
las aves que por el trecho
de tus carnes apretadas vuelan.

Engalana de carmín tus labios,
haz un hueco en la noche
y en la misma parada de siempre
Coge el bus más erótico 
que es aquel que hace el itinerario
por los llanos de mi cuerpo.