sábado, 21 de septiembre de 2013

Errar y forjar...

El hierro se forja
a golpe de fuego y martillo.

Las mentes que habitan
en cuerpos que guardan
sus pecados en el bolsillo
como moneda de pago, 
también las forja la vida
a golpes de errar y descansar
en camas de púas.

¿Quién no ha errado,
y se ha enderezado como el hierro?
Con el fuego intenso que conlleva 
cada problema.