domingo, 11 de agosto de 2013

Amor sincero.

Es un decir, es un hablar,
que el amor conforme viene
se va.

El amor que es verdadero
perdura con las estaciones
ya que el tiempo es el
que manda, el que juega
con las emociones, con los
sentimientos, con los besos
que no son infieles.

El amor no es una prenda,
más bien una flama
que se sube cuando uno se casa
y no hablo de bodorrio,
más bien hablo de cama.

Por eso a mi mujer la llevo castigada
siempre estoy que ardo por culpa
de la flama... De este amor que siento
cada vez que la beso la espalda,
lienzo de constelaciones, amor
de coste cero que no delata.