lunes, 22 de julio de 2013

fortaleza

Qué más decir del corazón
que no se haya escrito,
que no se haya definido.

Imposible los filtros
para una sangre espesa.

Imposible las garras
severas y el dolor.

Imposible los esfuerzos
y la constancia.

Imposibles las derrotas.

Posibles nuevas estrategias
para que levanten el vuelo
una vez más los sueños.