viernes, 21 de junio de 2013

Travesuras...

El aire me acaricia en secreto,
descalzo como tú, abandona su cama
para jugar a lo prohibido,
ese juego de niños en manos de adultos
que suena a locura, un remite de ternura sin silencios,
 gemidos que raptan el momento y se evaden en el aire
 y luchan en cautividad por su discreción.

Shhhhhh, no me pidas calma
y sigue con tus traviesas 
locuras...

 Impaciente se vuelve 
el balcón de la casa donde habito,
bajo un teñido naranja, cóctel de una
íntima quedada y una caricia en secreto.

Si deseas escuchar el audio haz click aquí.